CLUB ESTUDIANTIL DE ALUMNOS

Club de Estudiantes Alumnos de Psicología virtual dedicado a los alumnos de la facultad de Psicología UNR, libres y regulares, de todos los años de la carrera.


    Proceso primario y proceso secundario. Freud.

    Comparte

    Brunn.
    Admin

    Mensajes : 170
    Fecha de inscripción : 17/12/2010
    Edad : 25
    Localización : Salto, Buenos Aires

    Proceso primario y proceso secundario. Freud.

    Mensaje  Brunn. el Vie Dic 17, 2010 11:03 am

    El proceso primario y el proceso secundario. La represión.

    Es seguro que en el sueño se ven un montón de pensamientos que provienen de nuestra vida diurna y poseen una perfecta ensambladura lógica con los pensamientos Icc. Cuando estos pensamientos ingresaron en el transcurso del día pasaron inadvertidos por nuestra conciencia y se continuaron así hasta el momento de adormecerse.

    Parece que la ilación de pensamientos iniciada y abandonada puede seguir devanándose sin que la atención se aplique de nuevo a ella, a menos que en cierto lugar alcance una intensidad particularmente elevada que se imponga a la atención. Esta puede ser la causa de que un pensamiento prosiga inadvertido para la cc hasta que se adormezca.

    La principal causante de extrañeza en los sueños es la condensación. Cuando las intensidades de las representaciones singulares tienden a descargarse traspasan su energía a otra representación, si este proceso se repite varias veces todas las intensidades singulares se reúnen en un único elemento, esto es la condensación. Las condensaciones son en parte relaciones Prcc y por otra parte los recuerdos Icc. Como resultado de esta combinación la condensación adquiere la fuerza necesaria para irrumpir en la Cc.

    Pensamientos que se contradicen entre si no se anulan sino que subsisten juntos y a menudo se componen como condensaciones como si no existiera tal contradicción.



    En la formación del sueño participan dos procesos psíquicos uno crea un pensamiento onírico y el otro procede con estos de una manera extraña, este ultimo es el genuino trabajo del sueño. El deseo onírico pulsionante en todos los casos proviene del Icc.



    La corriente producida dentro del aparato psíquico que arranca en el displacer y apunta al placer se llama deseo. La excitación dentrote este aparato es regulado automáticamente por las percepciones de placer y de displacer. El primer desear consistía en investir alucinaciones del recuerdo de la satisfacción pero resultaba incapaz de cubrir las necesidades por lo tanto se hizo necesaria la actividad de un segundo sistema que condujese a la excitación que partía del estímulo de la necesidad por un rodeo que finalmente, por vía de la motilidad voluntaria, modificara el mundo exterior de modo talque pudiera sobrevenir la percepción real del objeto de satisfacción.

    A consecuencia del principio de displacer el primer sistema es incapaz de incluir algo desagradable en el interior de la trama de pensamiento. El sistema no puede hacer otra cosa que desear. El segundo sistema sólo puede investir una representación si está en condiciones de inhibir el desarrollo de displacer que parta de ella. Lo que se sustrajera de esta inhibición permanecerá inasequible también para el segundo sistema a consecuencia del principio de displacer, se lo abandonaría enseguida.



    Cuando hacemos referencia a los procesos primarios también hablamos cronológicamente. Estos están dados en el sujeto desde el principio mientras que los secundarios solo se constituyen poco a poco en el curso del a vida, inhiben a los primarios y en la madurez los someten a su total imperio. A consecuencia de este tardío advenimiento de los procesos secundarios el núcleo de nuestro ser (deseos icc) permanecen inaprensibles y no inhibibles para el prcc cuyo papel quedó limitado a señalar a las mociones del inconsciente los caminos mas adecuados para su fin.

    Entre estas mociones de deseos inconsciente que provienen de lo infantil tb existen algunas que cuyo cumplimiento choca contra las fuerzas del proceso secundario lo cual genera displacer y se le prohíbe la entrada a la conciencia generando una represión.

    En el mejor de los casos se termina el desarrollo del displacer sustrayendo la envestidura a los pensamientos desagradables. Pero otra cosa puede suceder cuando el deseo inconsciente reprimido puede irrumpir en la Cc a pesar de que haya sido abandonada su investidura. Comienza entonces una lucha en la cual el Prcc refuerza la oposición y esto trae como consecuencia que los pensamientos reprimidos terminen formando algún síntoma.


    Fuente: EPEC.
    Autor del resumen: Bruno Bozzini Funari.

      Fecha y hora actual: Sáb Oct 21, 2017 6:40 am